Wuhan intenta volver a su vida normal tras el fuerte impacto del coronavirus

0
216
views
A medical staff member (L) collects sample from a girl for a nucleic acid test for the COVID-19 coronavirus at a residental area in Wuhan in China’s central Hubei province on March 5, 2020. – China on March 5 reported 31 more deaths from the COVID-19 coronavirus epidemic, taking the country’s overall toll past 3,000, with the number of new infections slightly increasing. (Photo by STR / AFP) / China OUT

Los habitantes de la ciudad china de Wuhan (centro), donde fue identificado en diciembre el nuevo coronavirus, están siendo autorizados a reanudar el trabajo mientras que los transportes públicos vuelven a funcionar tras dos meses de confinamiento.

Este levantamiento de las restricciones se produce mientras el ministerio de Salud no anunció este lunes ningún caso nuevo de contaminación por quinto día consecutivo en esta metrópolis de 11 millones de habitantes, y cuna de la actual pandemia.

Sin embargo, sí se informó de 39 casos importados suplementarios en el conjunto de China.

Los habitantes de Wuhan que están en buen estado de salud pueden desplazarse dentro de la ciudad, y tomar autobús o metro una vez presentada su tarjeta de identidad, explicaron las autoridades.

También pueden volver a sus lugares de trabajo si disponen de un permiso emitido por el empleador y están autorizados a dejar Wuhan para viajar a otras partes de la provincia de Hubei, de la que forman parte, si han sido declarados negativos a los tests de covid-19 y son portadores de un certificado médico.

La propagación del coronavirus en esta ciudad generó el 23 de enero su puesta en cuarentena. La casi totalidad de las demás ciudades de Hubei aplicaron las mismas medidas.

Hasta ahora, la población tenía prohibido salir de los límites del municipio de su residencia.

Aunque el ministerio chino de Salud anunció este lunes otros nueve fallecimientos en China (todos en Wuhan) el número de contaminaciones ha caído de forma muy clara en las últimas semanas. La mayoría de los casos son ahora de personas llegadas del extranjero.

Con un total de 81.093 casos y 3.270 muertes oficialmente registrados, China es hoy el segundo país más afectado del mundo por la pandemia, después de Italia.