Simone Biles asegura que el FBI hizo “la vista gorda” ante las denuncias de abusos de las gimnastas

0
55
views
  • Las gimnastas olímpicas McKayla Maroney y Simone Biles arremetieron contra el FBI y el Departamento de Justicia en un testimonio en el Senado el miércoles por cómo los agentes del FBI manejaron mal las acusaciones de abuso presentadas contra Larry Nassar y luego hicieron declaraciones falsas en las secuelas de la investigación fallida.

    “Creo sin lugar a dudas que las circunstancias que llevaron a mi abuso, y permitieron que continuara, son directamente el resultado del hecho de que las organizaciones creadas por el Congreso para supervisarme y protegerme como atleta, USA Gymnastics, United States Olympic y el Comité Paralímpico, no hicieron su trabajo”, dijo Biles durante su discurso de apertura a los miembros de la Comisión Judicial del Senado este miércoles.

    “Realmente se siente como si el FBI hiciera la vista gorda y se desviviera para ayudar a proteger a la USAG y la USOPC. Se debe establecer un mensaje: si permites que un depredador dañe a los niños, las consecuencias serán rápidas y lo suficientemente graves”, dijo Biles.

    Biles se atragantó antes de decir el nombre de Nassar en voz alta.

    “Culpo a Larry Nassar y también culpo a todo el sistema que permitió y perpetró su abuso”, dijo Biles.

    “Este es el caso más grande de abuso sexual en la historia del deporte estadounidense, y aunque ha habido una investigación completamente independiente sobre el manejo del caso por parte del FBI, ni la USAG ni la USOPC han sido objeto del mismo nivel de escrutinio”, dijo Biles.

    “Estas son las entidades en las que se ha confiado la protección de nuestro apoyo y de nuestros atletas, pero parece que las preguntas o la responsabilidad y los fallos organizativos siguen sin respuesta”, añadió.

    A Maroney y Biles se unieron las gimnastas Maggie Nichols y Aly Raisman, que también estuvieron entre las cientos de atletas agredidas por Nassar, el exmédico del equipo de USA Gymnastics que ahora cumple una condena de varias décadas de prisión.

    Raisman pidió que se investigue más cómo se manejó la investigación de Nassar y dijo que el FBI la presionó para que aceptara el acuerdo de culpabilidad de Nassar.

    “El agente disminuyó la importancia de mi abuso. Me hizo sentir que no valía la pena seguir con mi caso criminal”, dijo Raisman.

    Las acusaciones sobre Nassar llegaron por primera vez a la agencia en julio de 2015. Varias violaciones de los protocolos condujeron a meses de retraso, como se recoge en un mordaz informe del inspector general del Departamento de Justicia publicado en julio.