Masacre en Texas: Salvo su vida tras untarse sangre de su amiga herida⠀

0
94
views
  • La historia de la niña que fingió su muerte en la masacre de Texas, conmueve al mundo.

    Se trata de la niña Miah Cerillo que estaba al lado de su mejor amiga, gravemente herida. ⠀

    Salvador Ramos, autor de la masacre de Texas, seguía disparando y ella como pudo llenó sus manos de sangre y se las pasó por el pecho, cerró sus ojos y se hizo pasar por muerta.

    Desde que fue ingresada en el hospital ella guarda silencio. Está en shock. Solo grita y llora al recordar todo el horror de lo vivido, quizás.⠀

    Miah Cerillo de 11 años de edad cayó herida. Para que Salvador Ramos no se diera cuenta que ella estaba viva, llenó sus manos de sangre de su mejor amiga y se las paso por el pecho. Se hizo la muerta.⠀

    Ellas es una de los niños que se salvaron del joven de 18 años, autor del tiroteo en el colegio de Texas, en el que fallecieron 19 menores y 2 de sus profesoras.

    Salvador tuvo una hora para matar a los pequeños y a las maestras que intentaron salvarlos. Entró armado en la escuela Primaria Robb de Uvalde en Texas y se atrincheró en un aula.

    Cuando entró en la clase, miró a los niños, tomó las armas, apuntó y les dijo: «Van a morir todos». Disparó sin piedad, sin importar los gritos de auxilio, el pánico, el terror. No se inmutó ante nada.

    Satisfecho por lo que hizo, pensó que había acabado con la vida de todos los pequeños.

    Sin embargo, Miah entendió que tenía que sobrevivir en medio del horror de ver a su mejor amiga, Amerie Garza, la niña que murió llamando a los servicios de emergencias para pedir ayuda.

    Desde ese momento, Miah cerró sus ojos y no pronunció palabra en medio de su dolor.

    Llegaron los servicios de emergencia y creyeron que la niña estaba inconsciente porque no reaccionaba a los estímulos.

    Miah fue llevada al hospital y los médicos se dieron cuenta de que no tenía ninguna herida de bala, pero ella no reaccionaba. La niña está en shock.