Crisis energética: Francia apagará edificios históricos y culturales para ahorrar energía

0
31
views

La torre Eiffel, el palacio de Versalles y el museo del Louvre reducirán el consumo de energía tras medidas de la alcaldesa de París, quien precisó en conferencia de prensa que no se apagará ni se reducirá la iluminación de las calles por razones de seguridad, pero sí la iluminación ornamental de los edificios municipales, como el ayuntamiento, a partir de las 10 de la noche.

También los sitios históricos se apagarán antes de lo habitual para reducir el impacto de los precios de la energía antes del comienzo del invierno.

Europa se encuentra en un escenario de comienzo del invierno con precios de la energía históricos, que empezaron su escalada con el estallido de la guerra en Ucrania. Más recientemente, Rusia suspendió la provisión de gas a través del gasoducto Nord Stream 1 que proveía al continente. Los países del G7 anunciaron topes al petróleo ruso para reducir el financiamiento de ese país y frenar la escalada de los precios, a lo que el gigante euroasiático respondió con una amenaza de todas las provisiones a la región.

La ministra de Cultura, Rima Abdul Malak, declaró en un medio local que “desde esta noche”, la pirámide del Louvre se apagará a las 23 hora local en lugar de la 1 de la mañana.

Además, Hidalgo explicó que la temperatura de la calefacción en los edificios municipales se reducirá de 19 a 18 ºC durante el día y a 12 ºC durante la noche y los fines de semana, cuando los inmuebles estén “desocupados”.

El objetivo de “este plan de urgencia” es “hacer bajar un 10% más el consumo” de la ciudad, el equivalente del “consumo de energía en 226 escuelas”, dijo la excandidata socialista a la presidencia.

“Los símbolos son importantes para sensibilizar a la población”, estimó la ministra, aunque admitió que “estas medidas simbólicas” no bastan.

Rima Abdul Malak pidió acciones concretas de transición ecológica en museos, cines, teatros y “el conjunto de los lugares culturales de Francia”.

Los precios de la energía, sobre todo del gas, explotaron en los últimos meses en un contexto de guerra en Ucrania.