Vicepresidente de Surinam debutó como futbolista profesional a los 60 años

0
377
views

Algo inédito ocurrió en un partido de la Liga CONCACAF este martes 21 de septiembre, el Vicepresidente de Surinam, Ronnie Brunswijk, jugó por primera vez como profesional, siendo el capitán del club Inter Moengotapoe de ese país, sin embargo, este equipo perdió contra el Olimpia de Honduras 6-0, en el estadio Dr. Ir. Franklin Essed de Paramaribo, Surinam.

Brunswijk, de 60 años de edad, es el dueño del club de la capital de Surinam, estuvo en la cancha durante los primeros 29 minutos de partido, convirtiéndose en el hombre con mayor edad en debutar dentro de este torneo. Sin embargo, su participación está llena de polémica, gracias al gran historial que ha dejado en entredicho su vida política y militar.

Esto quedó demostrado al finalizar los 90 minutos, cuando se presentó en el camerino visitante, y comenzó a repartir billetes a cada uno de los integrantes del equipo, según redes sociales, eran billetes de $100, a lo que los jugadores quedaban maravillados y aplaudían tal gesto, sin embargo, este hombre no podrá jugar el partido de vuelta en Honduras, ya que tiene una acusación de INTERPOL por robo y tráfico de drogas, por lo que no puede salir de sus fronteras.

¿Pero quién es Ronnie Brunswijk? ¿Un Robin Hood del Caribe?

Este señor que se vio vestido de pantalones cortos y medias largas, fue un militar de élite, ya que perteneció al ejército de su país, y recibió entrenamiento en otros países aliados con potencias extranjeras. Posteriormente, se convirtió en guerrillero, creó el Movimiento Paramilitar Comando de la Jungla, con el fin de brindar bienestar a su comunidad, batalló en la guerra civil de su país en 1986, y estuvo liderando sus filas hasta 1992.

Asimismo, Brunswijk se creó fama de ser Robin Hood en sus tierras, porque literalmente les robaba a las clases altas de Surinam para ayudar a los pobres, hasta que fue capturado y salió como exiliado a Holanda, de donde regresó para la Guerra Civil. Logró devolver la democracia a su nación, pero tuvo que pasar por encima de muchos cadáveres, además, la economía estaba por los suelos.

Según algunas fuentes de Surinam y de Holanda, Brunswijk traficaba sustancias ilícitas para poder costear sus conflictos bélicos, para ayudar a su gente, y para incursionar en la política, donde logró obtener escaños en el Parlamento. Además, se convirtió en empresario durante la primera década del siglo XXI, es dueño de una mina de oro, posee a su nombre clubes de fútbol, y una gran suma de dinero en sus arcas. Desde entonces, es uno de los hombres más ricos de Surinam.

Por otro lado, el mismo Ronnie asegura tener 50 hijos, hasta coincidió con uno de ellos en la cancha, disputando el encuentro juntos, con los mismos colores.