Una mirada al Equipo Olímpico de Refugiados

0
82
views
  • El Equipo Olímpico de Refugiados (En los Juegos poseen las siglas EOR) ha causado alto impacto, pero más allá de su rendimiento, por las historias que traen a los Juegos de Tokio 2020. Son 29 guerreros que no representan una nación. 29 personas que tuvieron que salir de sus países de origen buscando un futuro mejor, y que lograron estar entre los mejores atletas a nivel mundial, al ser elegidos por el Comité Olímpico Internacional (COI) para llevar la bandera de los anillos en sus respectivas competencias.

    ¿Pero cómo nació el Equipo Olímpico de Refugiados?

    En los Juegos Olímpicos de Río 2016, el presidente del COI Thomas Bach, anunció la creación de un equipo con atletas que sufrieron las consecuencias de la crisis de refugiados a nivel mundial, una oportunidad para aquellas personas que tuvieron que huir de sus países, para cumplir el sueño de llegar a unas olimpiadas. Estos deportistas estaban bajo la tutela del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), quienes además comprobaron su estatus de refugiado.

    Según el COI: “Son un símbolo de esperanza para los refugiados de todo el mundo y sirve para aumentar el conocimiento y la atención mundial sobre la magnitud de la crisis internacional de los refugiados”. Siguiendo además los Principios Fundamentales de la Carta Olímpica, donde prohíbe la discriminación de todo tipo en el deporte.

    Un venezolano forma parte de EOR

    Eldric Sella Rodríguez es un boxeador nacido en Caracas, Venezuela, fue parte de la selección juvenil de Venezuela, en 2018 asistió a un campeonato en Trinidad y Tobago, pero no regresó, decidió quedarse en el país caribeño en condición de refugiado, buscando un mejor futuro. Para estos Juegos de Tokio 2020, fue elegido como el primer Latinoamericano en formar parte del EOR, en la disciplina de Boxeo, de la categoría de Peso Medio 69 a 75 kg.

    Sin embargo, perdió por KO Técnico en el primer round contra Euri Cedeño de República Dominicana. “Me siento mal. Quería hacer algo mejor” declaró el venezolano después del combate. “Yo vine como refugiado, pero yo sigo representando a mi país, a todos los que se fueron y a los que están ahí”, afirmó.

    ¿Quién más conforma el Equipo Olímpico de Refugiados?

    Además de Sella Rodríguez de Venezuela, los otros 28 deportistas del equipo son originarios de Afganistán, Camerún, Eritrea, Irán, República Democrática del Congo, Siria, y Sudán del Sur. Uno de los casos que más sorprende es la de Kimia Alizadeh, que ganó medalla de bronce en Taekwondo durante los Juegos de Río 2016, representando a su país natal Irán. Sin embargo, esta destacada atleta decidió emigrar a Alemania, huyendo de los conflictos armados y del sexismo que sufría.

    Otra que es un verdadero ejemplo es la nadadora nacida en Siria Yusra Mardini, quizá, es el caso que inspiró a la creación de este equipo en 2016. Durante la crisis de refugiados del Medio Oriente de 2015, Yusra, junto a su hermana Sarah, trataron de huir de su país hacia Europa a través del Mar Egeo, embarcó un bote con capacidad de 6 personas, pero donde estaban montadas 18.

    En medio del viaje, el motor del barco se apagó y no encendió más, los 18 sirios estaban en pleno naufragio, cuando las hermanas Mardini se lanzaron al agua, y nadaron con la embarcación a cuestas por aproximadamente 3 horas, hasta llegar a tierra firme. Este gesto verdaderamente heroico, hizo que Yusra entrara al equipo en Río 2016, y ahora, fuera elegida como la abanderada por la delegación de Refugiados, en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.