El 2020 tendrá béisbol de Grandes Ligas bajo múltiples condiciones

0
132
views
  • Con una cantidad de condiciones, las estrellas de la pelota volverán al diamante este 2020, luego de que el Sindicato de Jugadores y el Comisionado Rob Manfred llegaran a un acuerdo para arrancar la temporada. Así lo informó el Comisionado a través de un comunicado este lunes, 23 de junio.

    Desde el 26 de marzo, peloteros, dueños de equipos y la directiva de MLB, estaban discutiendo las posibilidades y condiciones para poder volver al terreno de juego, luego de que la pandemia del Covid 19 derrumbara toda la planificación de la temporada 2020, del mejor béisbol del mundo. Esta novela deportiva llegó a su fin, después de meses repletos de polémica y desacuerdo entre, los protagonistas del diamante vestidos de uniforme y gorra, contra los que juegan en la oficina con traje y corbata.

    ¿Cuáles son las condiciones para que las Grandes Ligas se jueguen en 2020?

    La primera condición es que el número de juegos será de 60, con un formato normal de playoff. La segunda condición es que los peloteros obtendrán solo un 37% de sus salarios completos. Tanto el calendario, como el porcentaje monetario, fue ampliamente apelado por el gremio de peloteros, y es que por cada partido que disputen, ganan entre $3.000 y $222.000, dependiendo del contrato que posean. Recordemos que una temporada regular de MLB dura 162 juegos, sin incluir los encuentros de postemporada y Serie Mundial.

    El reglamento también sufrió modificaciones para este 2020. Ahora habrá bateador designado en todos los partidos, incluyendo los de la Liga Nacional, donde prescinden de este elemento porque los pitchers consumen turnos al bate. De igual forma, en caso de haber extra innings, existirá un corredor en segunda base desde el inicio. En caso de que el jugador anote, la carrera será considerada como “carrera sucia”, es decir, se tomará como una carrera que se marcó por un error del contrario.  

    En cuanto a las medidas de salud y seguridad, se realizarán estrictas pruebas antes de cada encuentro, tanto para jugadores y cuerpo técnico, como para personal de prensa y trabajadores del estadio. Asimismo, no se podrá mascar chicle, semillas de girasol o tabaco, y tampoco se podrá escupir.

    El distanciamiento social será permanente, por lo que chocar los cinco estará fuera de norma, y aquellos que no estén participando en el juego, harán uso de las gradas. Es necesario destacar que las peleas dentro del campo quedan completamente prohibidas, y en caso de presentarse, acarrearán sanciones fuertes.

    Los entrenamientos de pretemporada tienen previsto empezar el 1 de julio, y la voz de Play ball para el inicio de la gran carpa sería el 24 de julio.

    LUIS FELIPE GONZALEZ