EXCESOS TECNOLÓGICOS EN LOS NIÑOS.

0
168
views
  • Para comenzar a desmenuzar este tema, vamos a iniciar con entender cuáles son las diferencias entre la generación X, Y, y Z o Millennials. Hacemos refencia de ellas para poder comprender con mayor detalle un tema que resulta muy polémico entre familiares, amigos y conocidos. El exceso de uso tecnológico en niños.

    La generación X, son aquellos nacidos entre 1965 a 1980 esta época se caracteriza porque el alcance de las tecnologías era casi imposible, se destaca por el uso de los televisores, radios, fonógrafos y vio nacer los casete compactos. Esto significa que, la manera de entretenerse para la época era más explicita no existían leyes que regularan el contenido programático de dichos medios, causando que la educación en casa fuese más estricta.

    La generación Y, de 1981 a 1990 por su parte contaban con otros avances tecnológicos como por ejemplo: computador personal IBM, Sony Walkman, Atari, el nintendo, y por supuesto el primer Smartphone y teléfono móvil que cambio la manera en la que nos comunicamos.
    Avanzamos a la generación Z, también conocidos como los Zillennials o Millennials, que comprenden a los nacidos en los años 90’s e inicio de los 2000. Sin duda es la generación con mayores avances tecnológicos por excelencia y con una formación que se caracteriza por el equilibrio entre las nuevas tecnologías sin escapar de las verdaderas realidades del mundo.
    En el caso de los millennials son los nacidos del 2001 al 2021, nos damos cuenta que esta generación en particular, tienen una adición a las nuevas tecnología y parecen no tener frenos. Vemos como cada día hay más niños teniendo acceso a aparatos electrónicos a tan cortas edades, no es suficiente con tener un Nintendo Switch, si no que además ahora mucho de estos niños cuentan con smartphone y tabletas.

    Una publicación hecha en agosto del 2020 por el portal digital guíainfantil.com reveló que la asociación Japonesa de pediatría empezó una campaña para restringir el uso de teléfonos móviles junto con las tabletas en niños y a los padres a tener más comunicación con los niños y crear juegos familiares que les permitan pasar más tiempo juntos. Lo curioso de ello es que meses mas tardes la Academia Americana de Pediatría y la sociedad Canadiense de Pediatría revelaron 10 razones por las que los niños y adolescentes no deben usar estos aparatos sin control. De 0 a 2 años es necesario que no tengan acceso a la tecnología; de 3 a 5 años el uso debe ser de 1 hora diaria;  y de 6 a 18 años el uso debe ser de de 2 horas sin excepciones. Puesto que los niños y adolescentes están en constante desarrollo y crecimiento.

    1- Desarrollo cerebral de los niños.
    Un desarrollo cerebral causado por la exposición excesiva a las tecnologías, puede acelerar el crecimiento del cerebro en los bebe de 0 a 2 años de edad, y asociarse con el déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de auto control causando (rabietas).

    2- Retraso en el desarrollo del niño.
    El excesivo uso de tecnologías pueden limitar la alfabetización, capacidad y la atención.

    3- Obesidad infantil.
    El sedentarismo es un problema que va en aumento, la causa es el abuso de video juegos, los niños prefieren quedarse en casa que ejercitarse y esto permite que  desarrollen enfermedades cardíacas, vasculares y diabetes.

    4- Alteraciones del sueño infantil.
    La mayoría de los padres no supervisan las  horas de siestas así como tampoco el sueño de sus hijos, afectando en gran manera el rendimiento académico.

    5- Enfermedad mental.
    Los estudios revelan que cada vez es más común escuchar que hay niños o jóvenes con problemas de ansiedad, depresión, bipolaridad, psicosis y otros. Todos relacionado por el abuso a las tecnologías.

    6- Conducta agresiva en la infancia
    La exposición a contenido violento así como a videos juegos que estimulan o justifican las agresiones físicas hacen que el cerebro  de niños y adolescentes no respondan con sentido común, en algunos casos imitan estas conductas.

    7- Falta o déficit de atención
    El uso exclusivo de los dispositivos contribuye a un déficit de atención, disminuyendo la concentración y la memoria de los niños.

    8- Adición infantil.
    Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños, de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías, separándose incluso de sus amigos y lo que es más preocupante de sus familiares.

    9- Exposición a la radiación.
    La (OMS) Organización mundial de la salud clasifica los teléfonos móviles como riesgo debido a las emisiones de radiación, los niños son mas sensibles a estos electrónicos.

    10- Sobre exposición
    La contante sobre exposición de los niños y las tecnologías los hacen blanco fáciles y explotables a abusos inclusive víctimas de sus propios padres, queriendo exhibirlos en plataformas digitales y dicha información jamás será borrada una vez que se publica.

    Es bueno aclarar que esta información va dirigida especialmente a los padres. Queremos concientizar la relación  entre padres he hijos, no hay una regla o ley que diga si esta mal darles acceso a el uso de algunos dispositivos, específicamente el teléfono móvil. Una herramienta que nos permite monitorear y que tanto ellos como nosotros nos sintamos más seguros. Los padres son la influencia más importante en la vida de sus hijos, y eso vale tanto para el uso de la tecnología como para cualquier otro aspecto de la vida.

    Autor: Astrea González.